El bosque de hayas de Quinto Real lo comparten los valles pirenaicos de Baztán, Esteríbar, Erro y Alduides. Es uno de los bosques más importantes de Navarra. Debe su nombre a que “el quinto” era la parte que se pagaba a los reyes navarros por su aprovechamiento

Aquí nace el río Arga, que abastece a Pamplona a través del embalse de Eugi.

Entre la vegetación se encuentran algunos muros y arcos de la antigua fábrica de armas que funcionó entre los siglos XVI. Y XVII. Aquí se fabricaron principalmente proyectiles para cañones y armas menores.